Cargando...

Descripción

Siguiendo la tradición del clásico juego de Zuma, manejas una rana que tiene que ir disparando bolas de colores a una enorme cadena de las mismas que, poco a poco, se le va aproximando. La idea consiste en que hagas coincidir aquellas del mismo color para reducir la cadena, hasta que no quede ni una sola.